Cata de la Cerveza “Iguana IPA” de Camino del Sol

En nuestra entrada Cata de la Cerveza “Turtle Pale Ale” de Camino del Sol comentamos que había una cuarta cerveza de Camino del Sol, la Iguana IPA, luego de un tiempo estuvo disponible en las cadenas de supermercados de Mi Comisariato y de Supermaxi, así que nos hicimos con un ejemplar (realmente más de uno).  Ahora son 5 variedades disponibles en botella con la nueva «Lagarto Lager» que esperamos pronto probar.

iguana

Respecto a imagen, botella y etiqueta sería similar que sus pares,  lo que notamos son leves variaciones en los artes, el sello del cuello ahora es un collarín, pero lo más evidente es una nueva botella similar a la genérica de 300 ml con cuello algo más alargado y con tapa “twist off”, lo cual no nos hizo gracia, el abrir una cerveza con el clásico destapador para nosotros es parte de la experiencia de consumo, aunque es solo un gusto particular.

Yendo al punto, las IPA son quizá las cervezas más relevantes dentro de la cultura craftbeer contemporánea, de manera general son cervezas pálidas-ambarinas de alta lupulación y moderado-alto contenido alcohólico y aunque provienen de los ingleses (y de su origen no vamos a extendernos aquí, en su mayoría mitos, leyendas e impresiciones históricas que felizmente ya se están aclarando) su actual popularidad en gran parte se la debemos al movimiento cervecero artesanal americano, y es tan extendida que hoy en día tenemos algunas variedades o IPA´s de especialidad; Black IPA, Red IPA, White IPA, Belgian IPA, etc.  No somos «Hop-Heads», no son nuestras cervezas preferidas, pero con alguna frecuencia disfrutamos de una buena IPA y mas allá del estilo inglés o americano, apreciamos mucho aquellas con lúpulos de ultima adición, entre 50-80 IBU (¿alguien es capaz de distinguir entre 80 y 1’000.000 de IBU?), no más de 7% ABV y procuramos beberlas cuanto antes.

Dicho lo anterior vamos con la Iguana, la servimos en un vaso Craft Master One de Rastal a una temperatura aproximada de  7° C, vemos un color naranja cobrizo muy bonito, algo de turbidez chill haze que va aclarando al manipular el vaso y una espuma marfil, no muy abundante pero cremosa, bonita, persistente para ser una IPA.

20160924_214226

El aroma a lúpulo frutal cítrico, toronja, algo de maracuyá y poco resinoso es lo primero que percibimos, agradable, de acuerdo al fabricante es Centennial,  con un poco más de atención percibimos un poco de olor alcohólico, leve, y el dulzor de la malta.

En boca el gas es moderado, a nuestro gusto un poco menos sería ideal, pero no es nada importante.  De cuerpo medio, sentimos los sabores característicos de la malta pale ale y caramelo y el amargor de la lupulización inicial con algo de astringencia, y poco a poco el sabor de los lúpulos posteriores hasta los finales, el alcohol se nota aunque no llega a ser «solvente».  La cerveza mejora con más bocados y resulta refrescante.

Lejos de ser la mejor IPA nacional que hemos probado, no es mala, digamos que es un espécimen con lo necesario y un poco (pero muy poco) de más, aunque mejoraría con mayor lupulización intermedia y final en detrimento de la inicial, perder un poco de amargor e IBUs por algo más de sabor y aroma creemos que le vendría bien, al final es cuestión de gustos.  Otra recomendación para la Iguana y para todas las IPAS; bajar la fecha de consumo preferente a 3 meses máximo y recomendar refrigeranción, si, aunque filtren, les vendrá bien a las cervezas.

Una (¿American?) IPA nada del otro mundo, está «ahí»,  adquirida en Mi Comisariato de Río Centro Entre Ríos, vía a Samborondón se adquiere por alrededor de USD $ 2,20.  Una cerveza normal que le falta para ser un referente de su clase.

puntuacion-iguana-ipa

Recomendable con reservas.

CE

2 comentarios en “Cata de la Cerveza “Iguana IPA” de Camino del Sol

  1. Las IPAs o APAs tienen un tiempo de vida máximo de 3 meses hasta empezar a deteriorarse, el tema es que los supermercados del país te piden un tiempo de vida mínimo de 6 meses para cervezas. Lo más recomendable es comprar las que fueron hechas hace poco (o al menos es lo que yo hago).

    Jajaja y tampoco creo que alguien pueda distinguir entre 80 y 1M de IBUs aunque si existiera, sí me gustaría probarla! Teóricamente, los IBUs van hasta 100 o 120, los que ponen en sus etiquetas que tienen 1000 (caso de Mikkeller) es como para enganchar a los hop heads (yo sí que soy una) pero hasta no ver la ficha de laboratorio es «teóricamente imposible».

    Buen post! Saludos!

    Me gusta

    • Sofía gracias por tus comentarios, tal como decimos, no somos fanáticos de las cervezas lupuladas, pero nos gustan de vez en cuando (cada vez con mayor frecuencia)… lo de los IBU lo tienes clarísimo y más que nosotros, es bastante relativo por las variables que pueden afectar su aroma y sabor ya en la cerveza final; frescura del lúpulo en la elaboración, si es extracto, flor, pellet o «húmedo», el tiempo y forma de agregarlo, la temperatura al agregar, uff y las combinaciones temporales, puedes obtener los mismos 80 IBUS teóricos en diferentes combinaciones de tiempos de hervido y post hervido… Súper complejo, al menos para nosotros, pero sin duda interesante y apasionante para todo cervecero y en especial para los «Hop-Heads»…

      Salud!!!

      CE

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s